transporte para una mudanza
Vehículos y Embarcaciones

Tipos de transporte para una mudanza

Hay muchas formas de realizar una mudanza; distintos medios, rutas, destinos, necesidades, volúmenes e infinitas variantes que pueden modificar y complicar las necesidades del transporte. A continuación, encontrarás los clásicos medios con los que se puede realizar una mudanza y las particularidades de cada tipo de transporte. Esperamos que este artículo te ayude a elegir la mejor opción.

El transporte aéreo es uno de los menos solicitados, es súper rápido pero no es nada económico. Si haces números verás enseguida que facturar una maleta no baja de los 40-50 euros (según la aerolínea). De manera que el presupuesto sube de forma desproporcionada al ir añadiendo objetos. Si tu mudanza no es tan sencilla como para transportar únicamente maletas, decirte que existen compañías aéreas que se dedican únicamente a mudanzas nacionales e internacionales, pero comparando precios únicamente las recomendamos cuando se trata de una mudanza realmente urgente.

Por otro lado, la mayoría de usuarios usan medios marítimos para transportar vehículos. Además, transportar un vehículo a la nueva ciudad es una buena oportunidad para aprovechar el espacio y cargar el coche con otros enseres necesarios para el nuevo lugar. Sin embargo, hay muchos usuarios que prefieren conducir ellos mismos hasta llegar a la nueva ciudad para ahorrarse el billete de vuelo. Antes de elegir es necesario hacer una previsión de gastos; gasolina, peajes, hostales y comida.  

Acerca de los envíos por medios marítimos es importante saber que la mayoría de empresas operan únicamente en países extranjeros. Dejando de lado los portes nacionales e intracomunitarios. Por otro lado, es un requisito indispensable que el tamaño o volumen de la mudanza sea superior al metro cúbico.

Por último, las mudanzas por medio terrestre siempre han sido las preferidas. Puesto que son el punto intermedio entre las dos anteriores;

  1. Menos tiempo que en barco y más que el aéreo  
  2. Más económico que en avión y inferior al marítimo

Al final, también somos más conscientes de lo que pagamos, puesto que somos más conocedores del Kilómetro como unidad de longitud antes que de las millas.  

Tanto en una furgoneta como en un camión tienen cabida todo tipo de muebles y enseres, de cualquier forma y tamaño. Los transportistas son conocedores de las mejores rutas y siempre dejarán los objetos en el lugar acordado previamente, lo cual aporta mucha comodidad. Además, siempre pueden realizar servicios de embalaje y desmontaje si el cliente lo precisa. Finalmente, el tren va cobrando cada vez más importancia dentro del transporte global de grandes volúmenes y mercancías pero no es un medio que se use en mudanzas particulares.

El consejo estrella es que en una mudanza (sobre todo en las internacionales) te deshagas de todo lo que ya no uses ya que esos objetos de más pueden encarecer el transporte sustancialmente. Si aún tienes que hacer compras, mejor hacerlas cuando ya estés en la nueva ciudad.

Los usuarios recomiendan y prefieren realizar la mudanza por medio terrestre siempre que se pueda y se disponga de tiempo.  Recuerda, la mejor opción siempre se rige por la comodidad, precio y tiempo. 

Si tu elegido es el medio terrestre, puedes probar con Furgo donde todo cabe y todo se transporta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami